The boxer...o la imagen del perdedor

Nadie besa al perdedor, como canta Lapido, pero su estética suele ser mas atractiva, porque en cierto modo nos saca de nuestras casillas y enternece los adentros. Está claro que el ganador siempre tendrá el beneplácito: abrigado por el éxito, las palmadas en la espalda, las salutaciones impostadas, los piropos sin venir a cuento, o dicho de otro modo, será diana de la coba del vendedor y la verborrea del sastre a medida donde el "don" o el "señor" por delante abre pasillos, que visto por el lado de la educación y las buenas costumbres tan carentes en la actualidad es bien recibido, pero no así si ese encabezamiento se acompaña de una estratagema a golpe de cabezazo sumiso: muy en blanco y negro, a lo José Luis López Vázquez donde el atraco no es a las tres, sino permanente a tu bolsillo.

Me quedo con una imagen perdedora de la pasada noche electoral del veinte de noviembre. Además de ver algo muy reiterado en todas las elecciones: que casi todos ganan según la lectura o interpretación que hacen de los resultados; y por otro lado el deseo como ciudadano por el bien de todos y de nuestro país que quien gobierne en este caso, Rajoy, tenga suerte en una empresa con todas las papeletas rotas de antemano.

La soledad de una imagen, como digo, es la que me dejó absorto: la soledad del corredor de fondo, tan definitoria de lo cainita que es la política. De cómo quien se parte el pecho es lanzado a los leones, cámara en medio, con cuatro simpatizantes a la espalda del discurso con los rostros desencajados por la desilusión, donde ni el equipo del aspirante, ni los torpes gestores del desgobierno que lo han conducido a una catástrofe electoral sin paliativos, tienen el coraje solo de arropar al gladiador Rubalcaba. Vencer o morir, esa es la cuestión de este cadáver político exquisito, para los que se postulan por una renovación ya en sus siglas, o de ese ave fénix, político de raza, que se resiste a morir si no es peleando (permítaseme el símil con su cartel de campaña). Los dos candidatos de hace unos días tienen el papel asignado para unos años, pero nada es lo que parece cuando la obra está aún por interpretar. Cuando la ética y la estética de ganador y el perdedor comienzan nuevo asalto en el ring de la política.

....
ANTONIO ÁLVAREZ ....
Canción: The boxer (Simon & Garfunkel)

 

 

Blog

  • Prev
En estos tiempos locos por desatar todo, mas que por atar. Por estar más pendiente del que hay al otro lado de la red, que de dar un buenos días. Es curioso, estaba el otro día en la tienda de ...
(Publicado en la Voz de Almería el lunes 1 de julio de 2013)   UNA PEQUEÑA AYUDA DE LOS AMIGOS MANOLO EL VOLTIOS   En el impasse de un día, en 24 horas, dos noticias sobre ...
 Nuevo trabajo de César Maldonado EL ZAGUÁN   Cada cierto tiempo se lee en la red o en prensa una nueva convocatoria para seleccionar la palabra más bella. Eso es imposible, porque la ...
Busque, compare, y si encuentra algo mejor: ¡cómprelo! Con esa cantinela en los años ochenta un anuncio (spot) publicitario del detergente Colón hizo mella, creó escuela, y dio en la diana del ...
  Al año justo del Tsunami que arrasó las costas japonesas, aparecen en las costas de Alaska desechos y restos de la catástrofe, y es que las corrientes de un océano al que se le tildó de ...
  Hoy que estoy algo empanado voy a poner pies en polvorosa, miel sobre hojuelas y la palma de mis manos desnudas sobre la tierra, como un agricultor. Gritaría, sí, pero mi voz anda cascada ...
  “A la derecha, a la izquierda, al centro y pa dentro”. Así brindábamos en este país cuando París era una fiesta, o sea cuando esto era una bacanal. Si uno contara las ...
  Contra lo que muchos piensan, la confesión mayoritaria de este país no se santigua ante un crucifijo, el icono es de cuero, redondo y adormece a las masas con afán redentor, la resurrección ...
  Los aficionados al aeromodelismo están de enhorabuena en España. Tenemos tantos aeropuertos donde en sus pistas crece el esparto, aunque debiera crecer la mandrágora si algún responsable se ...
Todos los trabajos son respetables, sin ningún lugar a dudas. Pero miren por donde, pienso (luego insisto, lo de existir se supone) que algunos tienen más enjundia: ser minero más que político, ser ...