DIARIO DE UN MÚSICO Nº 70: GRANADA

 

Empieza otro año, este con mala pipa. En trece. Salgo por la mañana, y el frío apesta. Sí como lo oyen. Vivo en una ciudad bella, “bellíssima”, pero que lleva mas de una semana atiborrada de basura, infesta. Con 1.500 toneladas de desechos apostados en sus plazas, en sus rincones, en la puerta de los antros y los templos. Esta ciudad más que nombre de fruta otoñal, tiene nombre de bomba de mano en estos días. Se le paró el reloj.
Tiene guasa y brasa la cosa. Las huelgas salvajes tienen este no se qué... Uno intenta entender a unos y a otros, bueno, a unos (los jodidos) se les entiende mas que a otros, porque es el pan, su pan lo que está en juego, pero lo que resulta de todo esto es que al final la casa, en este caso, la ciudad está sin barrer, putrefacta, maloliente y los perjudicados mayores somos los españolitos granadinos ciudadanos de a pie, a los que se nos ha subido un pellizco interesante la tasa por basura este año, y encima la mierda rebosante nos da los buenos días de camino a ese “privilegio” en estos tiempos que es un puesto de trabajo.
El “Granada tierra soñada por mí” que escribiera el mejicano Agustín Lara, se torna pesadilla, pesadilla en Realejo Street. Es curioso como este compositor escribió sobre una ciudad eterna sin haberla pisado en la vida, y cómo esa canción define y presenta al mundo a esta ciudad por algunos momentos, paisajes, tiempos y recodos como mágica. Pero la magia se perdió en los vericuetos de la aburrición, desde hace años, y es algo muy comentado por los que viajan o viajamos por ella a diario; a los turistas siempre les quedarán los Palacios Nazaríes y su pátina recaudatoria todo lo aplaca. Con buena verborrea o con la mala follá propia de estos lares se oye comentar o cantar un quejío, sotto voce, penoso pero sin gloria si uno no despega el oído a la realidad. Es una lástima, y una confirmación de que no hay nada peor que vivir mirándose al ombligo, o a las rentas de lo que fue, pero sin solución de continuidad probablemente de una ciudad que no será jamás. Espero equivocarme, porque quiero a esta tierra. Lo que sí es un hecho y está claro, oscuro en este caso, es que estos primeros días del 2013 amanecen llenos de roña: mal comienzo, mala pipa.
 
 
ANTONIO ÁLVAREZ
Canción: Granada  (Agustín Lara)

Blog

  • Prev
En estos tiempos locos por desatar todo, mas que por atar. Por estar más pendiente del que hay al otro lado de la red, que de dar un buenos días. Es curioso, estaba el otro día en la tienda de ...
(Publicado en la Voz de Almería el lunes 1 de julio de 2013)   UNA PEQUEÑA AYUDA DE LOS AMIGOS MANOLO EL VOLTIOS   En el impasse de un día, en 24 horas, dos noticias sobre ...
 Nuevo trabajo de César Maldonado EL ZAGUÁN   Cada cierto tiempo se lee en la red o en prensa una nueva convocatoria para seleccionar la palabra más bella. Eso es imposible, porque la ...
Busque, compare, y si encuentra algo mejor: ¡cómprelo! Con esa cantinela en los años ochenta un anuncio (spot) publicitario del detergente Colón hizo mella, creó escuela, y dio en la diana del ...
  Al año justo del Tsunami que arrasó las costas japonesas, aparecen en las costas de Alaska desechos y restos de la catástrofe, y es que las corrientes de un océano al que se le tildó de ...
  Hoy que estoy algo empanado voy a poner pies en polvorosa, miel sobre hojuelas y la palma de mis manos desnudas sobre la tierra, como un agricultor. Gritaría, sí, pero mi voz anda cascada ...
  “A la derecha, a la izquierda, al centro y pa dentro”. Así brindábamos en este país cuando París era una fiesta, o sea cuando esto era una bacanal. Si uno contara las ...
  Contra lo que muchos piensan, la confesión mayoritaria de este país no se santigua ante un crucifijo, el icono es de cuero, redondo y adormece a las masas con afán redentor, la resurrección ...
  Los aficionados al aeromodelismo están de enhorabuena en España. Tenemos tantos aeropuertos donde en sus pistas crece el esparto, aunque debiera crecer la mandrágora si algún responsable se ...
Todos los trabajos son respetables, sin ningún lugar a dudas. Pero miren por donde, pienso (luego insisto, lo de existir se supone) que algunos tienen más enjundia: ser minero más que político, ser ...