DIARIO DE UN MÚSICO Nº 65: BAND OF HORSES

 

 
Nada mejor para reconciliarte con tus oídos que toparte con algo nuevo, que bebe de lo bueno viejo y que te renueva por dentro las neuronas y el olfato hecho notas. La semana pasada tuve una alegría musical, varias porque tenía bolos y eso es siempre un placer (aunque a veces cueste subirse al escenario y el cuerpo o el ánima no esté para muchos trotes, ni para el arte del birlibirloque musical), pero esa primera alegría fue muy importante para mí. Resulta que en la revista digital musical Efe Eme el periodista y redactor Fernando Navarro del diario El País me hacía una crítica “a tener en cuenta”, y muy positiva de mi último trabajo en solitario: “En movimiento”.
Para celebrarlo recalé en una de mis pasiones, en una tienda de discos (cds, lps y demás) y me compré un par de trabajos: el segundo de Elvis Costello (Armed Forces) de finales de los 70, nueva ola con rabia desmedida, melodías estiradas, una declaración de intenciones y buen hacer de un maestro al que sigo siempre la pista y reconozco como uno de mis guías musicales. Por otro lado, compré el tercer trabajo de una banda actual de Seattle, (nada que ver con el grunge): Band of horses. Semanas atrás me hice con su último trabajo, el cuarto, tras hablar con varios amigos y recoger como guante sus consejos, y me gustaron, pero este tercer trabajo, por momentos me ha parecido que roza la perfección. Melodías con sabor folk, country, rock... Voces acarameladas. Lo mismo te recuerdan a Crosby Stills Nash and Young, que a Brian Wilson que a Pink Floyd en su época Wish you were here... Un prodigio de bonitas, y buenas canciones, que no inventan nada, o tal vez inventar se trata de eso, de pasar por la trituradora personal un cúmulo de influencias y darle una impronta personal (lo verdaderamente intransferible) a día de hoy, porque por mucho que queramos, poco o nada nuevo hay bajo el sol, únicamente la mirada esa que mantiene intactas sus huellas en el iris de la pasión.
El pasado jueves antes de subirme al escenario de lo que fue un bonito y entregado concierto en Albox (Almería), hablaba con los organizadores, Pedro, Domingo, etc, frente a unas cervezas y coca cola en mi caso. Como seguidores del rock, o el pop, nos veíamos sin referentes nuevos masivos, solo viejas y grandes glorias como el Boss mantienen grandes aforos. Tal vez nuestra música ya no es decisoria en las conciencias, tal vez somos carne de catacumba y tumba en la manufactura mediática, tal vez nos queda el galope de unos locos con sus viejos sonidos como Band of Horses, nuevas bandas apostando a cruzar fronteras viejas para vírgenes corazones: los de una minoría en constante búsqueda y limpieza de oídos, los que crecimos a golpe de emoción, preparados para el rockandroll, que ahora volvemos al principio de los tiempos, pasados los cuarenta.
 
ANTONIO ÁLVAREZ

Blog

  • Prev
En estos tiempos locos por desatar todo, mas que por atar. Por estar más pendiente del que hay al otro lado de la red, que de dar un buenos días. Es curioso, estaba el otro día en la tienda de ...
(Publicado en la Voz de Almería el lunes 1 de julio de 2013)   UNA PEQUEÑA AYUDA DE LOS AMIGOS MANOLO EL VOLTIOS   En el impasse de un día, en 24 horas, dos noticias sobre ...
 Nuevo trabajo de César Maldonado EL ZAGUÁN   Cada cierto tiempo se lee en la red o en prensa una nueva convocatoria para seleccionar la palabra más bella. Eso es imposible, porque la ...
Busque, compare, y si encuentra algo mejor: ¡cómprelo! Con esa cantinela en los años ochenta un anuncio (spot) publicitario del detergente Colón hizo mella, creó escuela, y dio en la diana del ...
  Al año justo del Tsunami que arrasó las costas japonesas, aparecen en las costas de Alaska desechos y restos de la catástrofe, y es que las corrientes de un océano al que se le tildó de ...
  Hoy que estoy algo empanado voy a poner pies en polvorosa, miel sobre hojuelas y la palma de mis manos desnudas sobre la tierra, como un agricultor. Gritaría, sí, pero mi voz anda cascada ...
  “A la derecha, a la izquierda, al centro y pa dentro”. Así brindábamos en este país cuando París era una fiesta, o sea cuando esto era una bacanal. Si uno contara las ...
  Contra lo que muchos piensan, la confesión mayoritaria de este país no se santigua ante un crucifijo, el icono es de cuero, redondo y adormece a las masas con afán redentor, la resurrección ...
  Los aficionados al aeromodelismo están de enhorabuena en España. Tenemos tantos aeropuertos donde en sus pistas crece el esparto, aunque debiera crecer la mandrágora si algún responsable se ...
Todos los trabajos son respetables, sin ningún lugar a dudas. Pero miren por donde, pienso (luego insisto, lo de existir se supone) que algunos tienen más enjundia: ser minero más que político, ser ...