Blog

Diario de un músico nº 60 TERRA

 

           Si el otoño se presenta movido, el verano fue incendiario como siempre y por desgracia. Es increíble cómo año tras año se repite la misma cantinela, cómo impasibles miramos la caja tonta viendo mallas de un fuego arrollador con todo a su paso. Me pregunto en qué mente cabe eso de prenderle fuego al monte. Hay descuidos, negligencias, e imbéciles montando barbacoas en sitios inadecuados, y sí, también hay rayos y truenos y tormentas de verano que crujen en el monte, pero lo que resulta bastante inquietante es el montante de masa forestal que año tras año desaparece, y no fortuitamente, o por descuido, y que lamentablemente hasta pasadas varias generaciones no se podrá disfrutar en todo su esplendor.
 
Fue antes de aterrizar a la maravillosa isla de Ibiza, este pasado agosto, cuando viéndola desde el cielo azul, y con un mar “azul eléctrica emoción” a varios miles de pies, y una belleza en la costa solo entorpecida por la construcción desmesurada en aras del turismo, cuando tal vez se prendió la bombilla en mi pupila. ¿No será, y es un poner, que sea directamente proporcional el pasto y predio quemado a lo que en un futuro sea la superficie objeto de mercadería para la construcción de un hotel o una urbanización residencial?
 
Todo es posible si piensas mal, hasta incluso a veces se acierta. Se me dirá que no todos los incendios son en zona de costa, pero tal vez por ahí, por el concepto, vayan muchos tiros en la recortada de tanto desaprensivo y especulador que campa por este país de pícaros, especuladores y maleantes. Si no es una urbanización, pues será la madera a buen precio. “Tierra quemada”, tierra sin vida, y alguien saca tajada. Esa era la estrategia de los ejércitos cuando arrasaban un lugar, no dejar nada de vida para llevarse el botín de la muerte. Siempre ha sido así, y desgraciadamente siempre lo será. Castigos más duros y un Código Penal que ardiera en las manos si cabe más, serían una vía para que a ningún desaprensivo con pupilas de dólar, se le ocurriera prender en diversos focos, o lo pensara dos veces, el monte o lo poco que nos queda y podemos dejar a los que vienen a poblar esta piedra sin madre. Nuestra Tierra.
 
ANTONIO ÁLVAREZ
Canción: Terra- Caetano Veloso
 
 
 

Diario de un músico:"59º sueño de una noche de verano"

No voy a hablar de políticos. Ni de futbolistas. Ni de impuestos. Ni de la prima, esa, la de riesgo. Ni de economía. Ni de funcionarios. Ni de sindicatos, partidos y patronales. Ni de Rajoy o Rubalcaba. Ni de vagos y maleantes. Ni de la SGAE. Ni de música.

Todo se detiene, a veces, en un tiempo de espigas. Es curioso como la vida, que es cíclica, da segundas vueltas de tuerca. Lo que ayer era imposible, hoy tal vez no lo es. Lo que en un tiempo espinas, hoy una fragancia a jazmín, a galán de noche, a verso de Cernuda. La cúpula está estrellada, la madrugada acalorada. Los grillos cruzan sus piernas, y las salamanquesas en paredes de cal miden sus movimientos, nerviosas, azarosas, en busca de un alma perdida en las grietas.

Cine, cine, cine, más cine por favor. Imágenes pueblan neuronas "long time ago" despobladas. Algo se muere en el alma cuando alguien se va. Algo vive, cuando algo regresa. Y en verano se refresca la memoria de sensaciones perdidas, vírgenes, lozanas como la estúpida madreselva, lo de tupida suena a bolero cursi, y el color es verde, tan verde que te quiero verde. ¡Joder! y uno vuelve a la poesía. Esa, que siempre está ahí, en la polvorienta estantería de martes a viernes.

El tiempo que no es sino cine descansa, a veces. Solo pulsar el stop, y la imagen congelada unos segundos, o media vida, vuelve a refulgir. El conejo y su chistera. Alicia a través del espejo y la liebre lunar de Borges que va saltando de oca a oca y tiro porque me toca. Sopa de Ganso, la tengo en el deuvedé, una de estas noches cae. ¡Beep Beep! Bendito Groucho y compañía. "Y en las  manchas  lunares, los ingleses  creen descifrar la forma de un hombre; dos o tres referencias al hombre de la luna, al man in the moon, hay en el Sueño de una noche de verano...". Huelo a canción, y eso que prometí no hablar de música. Nos leemos en septiembre.

 

 

Antonio Álvarez

 

Canción: Aviones plateados. El último de la fila.

Diario de un músico 58: "Stars Dj´s (léase dilléis)"

Todos los trabajos son respetables, sin ningún lugar a dudas. Pero miren por donde, pienso (luego insisto, lo de existir se supone) que algunos tienen más enjundia: ser minero más que político, ser maestro más que banquero, ser basurero mas que lameculo, y ser decente (en cualquier labor) mas que tramposo. Hay profesiones donde su propio fin justifica cualquier medio, haciendo cabriolas con la dialéctica Maquiavélica, y se ensalza tal vez demasiado su ser (¿no están sobre dimensionados los futbolistas de primera fila frente a los científicos, pensadores, médicos o físicos de mas alto nivel mundial?: en fin los balompédicos no son sino parte de un gran negocio mediático, títeres de una industria que rebasa al deporte como tal...).

 

 

Una persona hace años siempre me decía una frase: "las mujeres buenas van al cielo, las malas a todas partes", en fin cuánto de verdad hay (el género es intercambiable, vaya), pero los atajos a veces tienen trampa. Leo hoy en un diario, en el Mundo versión digital, el caché desorbitado que las estrellas del firmamento universal de los pincha discos, los Star disc jockey o los DJ´s (léase "dilléis") tienen. Un tal Tiësto (tiene que ser un plomo de cuidado con ese nombre), el number one en esto de darle al play, parece ser que cobra la friolera de 53 millones de euros al año. David Guetta, estrella en el último Rock in Río de Madrid y número 11 en el ranking cobra unos 20 millones de euros.

 

 

Será que me hago mayor, pero cada vez entiendo menos este mundo del entretenimiento, su ruptura y su incultura. Vaya, que por estudiar, practicar, ensayar, tocar en vivo, etcétera, un músico (clásico, jazzie, rockero o pasodoblero) además de estar mal pagado, esté mal mirado, y encima señalado, y a estos personajes (no solo a gran escala) que simplemente ponen música de otra gente para animar al personal, se les tache de genios de la creatividad electrónica musical es algo preocupante, e indignante para el que les escribe. Es lo que pienso, y no pretendo tener la cuota de razón mas grande. Está claro desde el inicio de esta reflexión que respeto cualquier faena, y entiendo que mantener en las noches estivales hasta el amanecer a la peña a cien a golpe de chim- pum chim-pam, pom pom, pa pa pa pa... pues tiene su mérito, no lo niego, pero sonroja además de por los millonarios cachés de los pinchadores universales, ver en programas de considerable audiencia televisiva como se denigra al pinchadiscos y al músico, cuando el efebo de la Pantoja es capaz de tener minutos en prime time televisivo con la presentación de su disco de mezclas, y que siguiendo esto así, un día no muy lejano (ya cobra 10.000 euros por pinchada) sobrepasará los cachés de su mamá. Isabel será como sea, pero es una artista como la copa de un pino, y el Kiko mejor para el alambre (con perdón). La dictadura del mal gusto campa por los platós y por los platos. Es lo que hay. El pueblo dormido jamás será ungido...

 

Antonio Álvarez

 

Canción: Rockandroll

Led Zeppelin

Diario de un músico 57. "Aeromodelismo Españó".

 

Los aficionados al aeromodelismo están de enhorabuena en España. Tenemos tantos aeropuertos donde en sus pistas crece el esparto, aunque debiera crecer la mandrágora si algún responsable se hubiera empalmado por ahorcamiento político o punitivo, que la verdad están que se frotan las manos los aficionados a esta disciplina ante tamaña cantidad de pistas de aterrizaje y despegue.
Cuando la vaca era lechera, no era una vaca cualquiera, y las arcas se exprimieron tanto que los pezones se han quedado sin lustre. Este país era ubre, no pecho, ni teta que la mano no cubriera. Ahora la vaca no está loca, está de los nervios y el toro de Osborne empitonado, porque el pobre ni cubre, ni ubre ante el disparate nacional generalizado en que todos los partidos políticos, y sus gestiones públicas, han desarrollado por donde se mire en los cuatro puntos cardinales de esta piel. Cuando yo era niño, hace ya, recuerdo que triunfaba en el cine un tipo de películas, denominadas como género de catástrofes: Terremoto, Aeropuerto 75, Aeropuerto 77, etc. El desenlace que en número ilimitado nuestros gestores públicos han anudado a las gargantas de la ciudadanía, hacen que el desarrollo inicial previsto haya terminado en torpedo a la línea de flotación de la economía nacional. Si fueran “torpedos sexuales”, como el gran Chiquito acuñó para el bien de nuestra jerga y humor, pues hasta tendría su gracia la retahíla de despropósitos así vistos de primeras, pero la cosa es más que para llorar, para temblar, y además lo curioso es que aquí no responde nadie en este país ante tanto mal, irresponsabilidad, despilfarro, y presupuestos que en un inicio eran “digo” y acaban en muchos millones de euros más donde son “Diego”.
Esto revienta, eso me pregunto, si no va nadie a la cárcel, ni se devuelve el dinero, ni se responde por nada. ¿Acabaremos en la insumisión fiscal ciudadana, como el otro día Javier Marías insinuaba en una grandísima reflexión al pairo de los accidentes que todo este pilotaje banquero o gubernamental (central, autonómico, provincial, local...) ha propiciado? O, ¿es que está todo este país paniaguado y adscrito a la rendición y a mirar u oler para otro lado?
Me he buscado un hobby para este verano, el aeromodelismo, ¿se apuntan? Pues abran pista porque por aeropuertos no será: Albacete 7,5 millones de euros (23 pasajeros al día), Badajoz 20 millones de euros, Burgos 45 millones de euros (menos de 100 pasajeros al día), Castellón 150 millones de euros (cerrado), Ciudad Real 1.100 millones de euros (cerrado), Huesca 45 millones de euros, León 80 millones de euros, Lleida 90 millones de euros (cerrado), Logroño 18 millones de euros (menos de 50 pasajeros al día), Pamplona 44 millones de euros...

 

Antonio Álvarez

con Supersonic de Oasis como musiquilla de fondo...

Blog

  • Prev
En estos tiempos locos por desatar todo, mas que por atar. Por estar más pendiente del que hay al otro lado de la red, que de dar un buenos días. Es curioso, estaba el otro día en la tienda de ...
(Publicado en la Voz de Almería el lunes 1 de julio de 2013)   UNA PEQUEÑA AYUDA DE LOS AMIGOS MANOLO EL VOLTIOS   En el impasse de un día, en 24 horas, dos noticias sobre ...
 Nuevo trabajo de César Maldonado EL ZAGUÁN   Cada cierto tiempo se lee en la red o en prensa una nueva convocatoria para seleccionar la palabra más bella. Eso es imposible, porque la ...
Busque, compare, y si encuentra algo mejor: ¡cómprelo! Con esa cantinela en los años ochenta un anuncio (spot) publicitario del detergente Colón hizo mella, creó escuela, y dio en la diana del ...
  Al año justo del Tsunami que arrasó las costas japonesas, aparecen en las costas de Alaska desechos y restos de la catástrofe, y es que las corrientes de un océano al que se le tildó de ...
  Hoy que estoy algo empanado voy a poner pies en polvorosa, miel sobre hojuelas y la palma de mis manos desnudas sobre la tierra, como un agricultor. Gritaría, sí, pero mi voz anda cascada ...
  “A la derecha, a la izquierda, al centro y pa dentro”. Así brindábamos en este país cuando París era una fiesta, o sea cuando esto era una bacanal. Si uno contara las ...
  Contra lo que muchos piensan, la confesión mayoritaria de este país no se santigua ante un crucifijo, el icono es de cuero, redondo y adormece a las masas con afán redentor, la resurrección ...
  Los aficionados al aeromodelismo están de enhorabuena en España. Tenemos tantos aeropuertos donde en sus pistas crece el esparto, aunque debiera crecer la mandrágora si algún responsable se ...
Todos los trabajos son respetables, sin ningún lugar a dudas. Pero miren por donde, pienso (luego insisto, lo de existir se supone) que algunos tienen más enjundia: ser minero más que político, ser ...